Las electrolineras, al frente de la batalla del coche eléctrico

El coche eléctrico está ganando terreno. La preocupación por reducir las emisiones de CO2 en nuestro planeta impulsa cada día a este vehículo para minimizar el impacto ambiental. Pero, claro está, todo coche eléctrico necesita un lugar para recargarse. Precisamente por ello, las electrolineras nacen como puntos de recarga de coche eléctrico, concretamente para las baterías de estos vehículos.

Así son las electrolineras que se vienen: recarga de coche eléctrico

El coche elétrico es el futuro de por sí. El horizonte de la tercera década del siglo XXI es tener un 20 % menos de emisiones de los gases que provocan el efecto invernadero. Para ello, la fabricación de estos coches y la instalación de electrolineras son indispensables.

Hablando de cuántos puntos de recarga hay actualmente en España, puede decirse que más de 6000 son los que están repartidos en todo el país, y la cifra va en aumento. Se conoce con exactitud la mayoría de ellos.

Las electrolineras actuales tienen capacidad para recargar la batería en, al menos, un par de horas. Esto puede suponer un problema para aquellos usuarios que tienen poca paciencia o poco tiempo. Por esa razón, la tecnología apuesta por incrementar la velocidad de carga, de suerte que diversas marcas están empezando a trabajar para que con solo media hora de carga un vehículo pueda recorrer 450 kilómetros.

Además del sistema de carga superrápida, la tecnología pretende desarrollar otros aspectos de los puntos de carga. El sistema de pago, por ejemplo, se está estableciendo a través métodos de vanguardia, como el smartphone.

Con respecto a las empresas que parecen participar en el futuro, España ya detalló en un protocolo que cualquier compañía puede instaurar su punto de carga eléctrica. Así, las compañías eléctricas, como Iberdrola o Endesa, ya están electrificando puntos estratégicos. No es de extrañar que Iberdrola ya haya acordado con McDonald’s instalar puntos en muchos de sus comercios.

Por último, destacar que las electrolineras no solo pretenden instalarse en comercios o en gasolineras. No es de extrañar que en todas las obras nuevas o de rehabilitación de hogares ya es obligatorio instalar puntos de recarga privados en plazas de aparcamiento. Así lo prevé el Código Técnico de Edificación desde este mismo año.

La toyota con su marca prius pose Más de 26,000 estaciones de carga a lo largo de los Estados Unidos.Esa cuestión de ansiedad por el alcance (el miedo a quedarse atascado con una batería vacía) y la falta de cargadores públicos aparece repetidamente en las encuestas sobre las actitudes de los clientes hacia los vehículos eléctricos, incluso cuando los rangos de 250 millas o más por carga se han vuelto comunes. A mediados de 2019, había 20.000 estaciones de carga con 70.000 puntos de carga en Estados Unidos en comparación con 16.000 y 43.000 en 2017. Alrededor de un tercio de ellas están en California. Sin embargo, eso palidece en comparación con la proliferación de estaciones de servicio en EE.UU, estimada en 150.000 por la National Assn. of Convenience Stores.

Más estaciones de carga están en camino. Pero las compañías de cobros han sido imprecisas acerca de los planes de expansión mientras monitorean la absorción de los autos eléctricos por parte de los consumidores. El Consejo Internacional para el Transporte Limpio dijo que se necesitarán 103.000 estaciones de carga públicas más para 2025, suponiendo que 3 millones de autos eléctricos estén en las carreteras de EE.UU, en comparación con los 1.2 millones actuales.

Entonces, ¿qué empresas apuestan por las electrolineras del futuro?

EDP, Easy Charger, Cargacoches… son solo los nombres de algunas empresas que tienen intención de instalar más estaciones de carga rápida en todo el país. Endesa también es una de las más destacadas, pues pretende ofrecer cobertura de recarga al 75 % de la población española a un precio de carga rápida de 0,40 euros por kilovatio.

Conclusión

Al final, el desarrollo de las electrolineras vendrá ligado a su demanda. Si son muchos los usuarios que adquieran coches eléctricos o híbridos, cada vez se instalarán más puntos en todo el país con mayores facilidades y ventajas de uso.  Aun así, se piensa que el coche eléctrico no será competitivo hasta 2025. Muchas empresas también están pensando en ofrecer servicios lowcost. En esta página se irán actualizando todas las novedades.